Novedades

AUMENTO DE DEMANDA Y MODIFICACIÓN DE LOS SERVICIOS: El Banco de Alimentos releva cómo están trabajando las organizaciones sociales hoy

11/05/2020

En el contexto de pandemia, desde el Banco de Alimentos realizamos un monitoreo permanente del trabajo de los comedores y otras organizaciones sociales que forman parte de nuestra red y analizamos su situación actual. La demanda de alimentos que se registró es de un 66% mayor que antes de la pandemia.

La apremiante realidad que se vive durante la cuarentena, con cada vez más personas acudiendo a comedores y organizaciones sociales para poder comer es un hecho. Frente a esta situación, el Banco de Alimentos de Buenos Aires viene realizando un relevamiento entre las  organizaciones sociales que trabajan en el territorio (comedores, centros de día, merenderos, centros comunitarios, entre otros) para conocer cómo ha variado la demanda y qué metodología de trabajo están implementando quienes se encargan de brindar el alimento día a día.

A  través de encuestas telefónicas a una muestra de 346 casos –sobre una total de 1.192 organizaciones-  se ha relevado que:

  • El 94% de las organizaciones  realizaron cambios en su forma de trabajo.  Dentro de este universo, el 81,2% mantiene la provisión de alimentos.
  • Un 17,7% tuvo que cerrar su espacio y no da ningún tipo de servicio.
  • De las organizaciones que mantienen la provisión de alimentos el 70% implementó la entrega de viandas y/o bolsones.
  • En cuanto al tipo de alimento demandado, se evidencia que, dado el menor ingreso familiar sumado a la suba del costo de algunos alimentos, las familias priorizan el almuerzo y la cena por sobre el desayuno o merienda. 
  • Solo el 30% de las organizaciones manifiestan poder dar respuesta frente al aumento de la demanda.
  • En cuanto a las medidas de prevención, se evidencia que  un 99% de las organizaciones tomaron medidas de higiene o de cuidado. Algunas instituciones realizaron sus propios protocolos de salud, otras tomaron las medidas establecidas desde los organismos del Estado.

Tanto en la información cuantitativa como en la información cualitativa que arroja el revelamiento, se comienza a vislumbrar cierta “adaptación” al contexto, en relación a los primeros días de cuarentena. El incremento de la actividad virtual  en los centros educativos y organizaciones sociales, la mayor cantidad de entrega de bolsas- para aumentar los cuidados por recomendación estatal y/o decisión propia- son algunas de los indicadores que nos hacen pensar en salir del estupor inicial y en buscar estrategias de corto y mediano plazo.

Por nuestra parte, desde el Banco de Alimentos, se vienen implementando medidas tendientes a acompañar a las organizaciones y dar respuesta al aumento de la demanda. Entre las acciones implementadas se destacan:

  • La continuidad de la entrega de alimentos en el depósito bajo estricto protocolo de prevención.
  • La implementación de ruteos con logística propia y contratada para llevar alimentos a las organizaciones y evitar su circulación al depósito.
  • La entrega de mayor volumen de alimentos y productos. La misma aumentó en un 66%.

A su vez, desde nuestra organización, participamos de grandes iniciativas que nos permiten potenciar el impacto. Por un lado, estamos trabajando en el recupero de 500 toneladas de papas donadas por McCain directamente desde su cosecha en Balcarce. Para tal fin, en las próximas semanas se invertirán recursos para la contratación de 32 camiones que entregarán este alimento tan valioso y nutritivo en distintos comedores de CABA y GBA.

Y por otro lado, estamos activamente presentes en #SeamosUno, la iniciativa interreligiosa integrada por CIAS (Centro de Investigación y Acción Social), Caritas, ACIERA, Compañía de Jesús, el Consejo de Pastores de CABA, la AMIA, IDEA, ACDE, AMCHAM, CEDOL y ABA, que además cuenta con el apoyo y compromiso de diferentes cámaras empresariales, fundaciones y organizaciones del tercer sector que se siguen sumando al proyecto. El propósito de #SeamosUno es el de llegar con 1 millón de cajas de alimentos a quienes más lo necesitan en CABA y GBA. El proyecto comenzó el 25 de marzo y ya se entregaron 100.000 cajas con las cuales se benefician más de 400.000 personas.

«Desde Banco de Alimentos nos ha tocado tener un rol relevante y estamos jugando en la cancha con todo el equipo en la delantera.  Tratamos de dar respuesta a las organizaciones sociales y comunitarias que a su vez están dando respuesta a las familias. Por fortuna, en tiempos de tanta necesidad, la empatía y la solidaridad parecen estar en alza. Estamos recibiendo muchísimas donaciones: en el mes de abril recibimos en una semana lo que recibimos en veinte días», señaló Marisa Giráldez, Directora del Banco de Alimentos de Buenos Aires.