Novedades

Organizaciones desbordadas: casi se duplicó la demanda de alimentos y se sumaron familias completas.

14/09/2021

A partir de un relevamiento realizado por Voices y un grupo de voluntarios pudimos conocer cómo la pandemia atravesó a las organizaciones sociales. De los datos obtenidos se destaca que si bien la demanda aumentó y la frecuencia de entrega de alimentos también, las organizaciones mantienen una actitud esperanzadora y positiva de cara al futuro.

Durante el mes de julio Voices! Research & Consultancy realizó un estudio cuantitativo mediante encuestas entre representantes de organizaciones a las que dona el Banco de Alimentos con el fin de recabar información sobre el impacto que tuvo la pandemia en sus instituciones. El trabajo de campo fue realizado por un grupo de voluntarios del BA, guiados por Voices. Representantes de 325 organizaciones sociales -sobre una base de 1200- participaron del relevamiento.

Las principales conclusiones que arroja el estudio son:

  • Las tres mayores dificultades que tuvieron que enfrentar las organizaciones durante la pandemia fueron:LA FALTA DE FINANCIAMIENTO (46%), LAS ENFERMEDADES GENERADAS POR EL COVID ( 40%) y LA FALTA DE ALIMENTOS (37%).
  • En cuanto a cuáles eran los problemas que tuvieron que afrontar sus beneficiarios, o sea la gente de la comunidad a la que atienden, se mencionaron: DESEMPLEO (42%), FALTA DE COMIDA (30%) y POBREZA EXTREMA (23%). Con menciones que oscilaban entre el 16% y el 13%, los encuestados también citaron: falta de educación, adicciones, vulneración de derechos de los niños, violencia familiar y falta de vivienda.
  • 8 de cada 10 instituciones dijeron que LA PANDEMIA HABÍA AFECTADO MUCHO O BASTANTE el funcionamiento de su organización.
  • En cuanto al número de sus beneficiarios, el 61% de las organizaciones dijo que estos habían aumentado durante la pandemia, otro 23% señaló que se mantuvieron, y un 16% que disminuyeron. Mientras que el promedio de beneficiarios previo a la pandemia era de 203, post pandemia pasó a ser de 282.
  • También otro 39% dijo que había aumentado la frecuencia con que daban de comer. El principal cambio fue incorporar a toda la familia de los beneficiarios y la incorporación de personas mayores
  • Contrariamente, un 45% dijo que disminuyó la cantidad de donaciones en dinero, otro 46% expresó que se mantuvieron y un 10% que aumentaron. En relación a las donaciones de alimentos, un 40% dijo que habían bajado, un 38% que se habían mantenido y un 22% que habían subido. Estos resultados muestran que mientras los beneficiarios aumentaron disminuyó el número de donaciones de distintos tipo.
  • Otro aspecto de impacto fue el número de contagiados por COVID dentro de las organizaciones. En este sentido un 22% de las asociaciones entrevistadas tuvo que cancelar o suspender actividades, por falta de personal, otro 21% dijo que pese a que hubo caso de COVID y pudieron seguir pero lo hicieron con bastante dificultad. En un 34% de las organizaciones hubo casos de COVID pero se pudo seguir con las actividades normales. Solo en 2 de cada 10 organizaciones no hubo casos entre su personal.

En resumen, 6 de cada 10 organizaciones manifestó que se sintió sobrepasada como efecto de la pandemia y que no están logrando sus objetivos o lo hacen de forma parcial. La pérdida de presencialidad y la logística para adaptarse fueron los principales aspectos, seguidos de la merma de recursos.

No obstante estas complicaciones, 9 de cada 10 se mantienen optimistas frente a los desafíos futuros y 8 de cada 10 dicen que la pandemia despertó más sentimientos de solidaridad.

Frente a la consulta sobre cuáles fueron los principales aprendizajes que podían rescatar de este momento de tanta dificultad, algunos referentes mencionaron:

“Con esta Pandemia, nos dimos cuenta lo importante que es nuestro Hogar de día para los niños que asisten. Y para cada una de las personas que los atienden. Se sufrió el alejamiento de los chicos”

“Aprendimos un montón: a valorar que dimos un plato de comida y esa persona no está más (falleció por COVID), aprendimos a valorar esta vida, el voluntario es fundamental, tuvimos mucho miedo y aprendimos a salir adelante”

“Aprendimos a solucionar lo urgente, asistir al que necesita estando aislado, no esperar después es ya es hoy, ayudar en lo inmediato en el momento, no juzgar no burocracia, tender la mano sin contacto, acompañar cómo sea para que las familias puedan comer”

 

Para descargar el estudio completo, hacé click acá